El Retrato del Mal – Serie Proverbios 1:11-19

| March 15, 2018 | Reply

“Si dijeren: Ven con nosotros; Pongamos asechanzas para derramar sangre, Acechemos sin motivo al inocente; 12 Los tragaremos vivos como el Seol, Y enteros, como los que caen en un abismo; 13 Hallaremos riquezas de toda clase, Llenaremos nuestras casas de despojos; 14 Echa tu suerte entre nosotros; Tengamos todos una bolsa. 15 Hijo mío, no andes en camino con ellos. Aparta tu pie de sus veredas, 16 Porque sus pies corren hacia el mal, y van presurosos a derramar sangre. 17 Porque en vano se tenderá la red Ante los ojos de toda ave; 18 Pero ellos a su propia sangre ponen asechanzas, Y a sus almas tienden lazo. 19 Tales son las sendas de todo el que es dado a la codicia, La cual quita la vida de sus poseedores.” Proverbios 1:11-19.

Es muy común ver cómo el estado reseña delincuentes, para luego publicar sus retratos ante la comunidad y ponerla sobre aviso, si bien es cierto estas alertas buscan que las personas coadyuven con información, la medida en primera instancia cumple una labor preventiva, pues básicamente es la descripción física de un individuo que representa un peligro para la ciudadanía.

El texto de estudio sobre el cual disertaremos a continuación, es prácticamente un retrato hablado que igualmente busca prevenirnos del peligro, sin embargo la enseñanza desplegada aquí, nos lleva a ver mucho más allá de lo que los ojos nos pueden mostrar, más allá de las apariencias la Palabra de Dios nos brinda pautas claras, para ejercitar nuestro discernimiento e identificar un caracter donde reina la maldad.

En nuestro estudio anterior vimos cómo la Biblia nos enseña en Proverbios 1:10, la clara advertencia sobre una colectividad mentirosa, y que debemos abstenernos de tomar parte en sus obras, posteriormente en Proverbios 1:11-19 observaremos cómo se presentaran estas personas en nuestras vidas, es casi la descripción fotográfica de un criminal, no obstante el predicador inspirado se eleva por encima del plano físico para mostrar el carácter de un corazón malvado, y en concordancia con el propósito vital de su predicación, inicia su exposición con la frase “Si dijeren:”v11. Es importante resaltar, que una persona no puede identificar la maldad en otra por su apariencia física, y aunque los ojos juegan un papel determinante en la forma como adelantamos los juicios, el escritor de Proverbios nos está diciendo aquí, que su manera de hablar nos puede brindar un panorama más claro de su personalidad (Lucas 6:45).

Así como la serpiente antigua inició su diabólico plan con una invitación a actuar en contra de la palabra de Dios (Génesis 3:4-5), así su simiente extiende su mano para decir “ven con nosotros” v11, este es un grupo de personas que conforma un destacamento de maldad, ellos trabajan a tiempo y a destiempo en busca de militantes para engrosar sus filas; de la misma forma que Caín, no les importa poner trampas al justo ni derramar su sangre con tal de preservar gloria alguna (1 Juan 3:12), ven al inocente cual fiera feroz a su presa y exponen las ganancias de sus iniquidades como grande galardón. Desde su morada de tinieblas no pueden observar las riquezas celestiales; por lo tanto, no tienen más opción que poner sus esperanzas en la seguridad temporal que ofrecen los frutos de su pecado, tanto así que aun su misma casa se ha de convertir en bodega de ladrones v13.

El hombre justo ha de discernir que Dios es el soberano de todos sus pasos (Proverbios 20:24), que la voluntad del creador es quien lo guía, que la providencia del Señor marca el rumbo de su vida, sin embargo el texto de estudio nos está hablando de personas que creen ser dueños de sus destinos, se presentan como prósperos de ganancias como si su plan fuese infalible para burlar la justicia, no satisfechos con esto, abren la puerta de sus tesoros para incentivar almas incautas a asociarse con ellos v14.

“Por tanto, la soberbia los corona; Se cubren de vestido de violencia. Los ojos se les saltan de gordura; Logran con creces los antojos del corazón.” Salmo 73:6-7

Previa advertencia las escrituras nos dicen que no andemos a su lado, el camino de los tales puede aparentemente  ser fructífero, pero es inestable y su fin es de perdición v15, ellos prefieren su maldad al punto de hallarse corriendo con todas sus fuerzas hacia las tinieblas; como está escrito, que los hombres amaron más las tinieblas que la luz porque sus obras eran malas (Juan 3:19), así estos le dan la espalda al cielo para huir tras deleites diversos sopena de cualquier costo, aún de vidas inocentes v16.

Cada peregrino que camina hacia la ciudad celestial a de ser consciente de las aflicciones que vendrán, la palabra de Dios es clara al ponernos en contexto sobre el tema (Juan 16:33), de hecho, por causa del mismo evangelio los cristianos hemos de sufrir tribulación (Romanos 8:36); sin embargo, la aplicación práctica de la enseñanza bíblica puede librarnos de muchos de los males de este mundo, con una vida concordante a la palabra de Dios, seremos como el ave que observa como se tiende una trampa para atraparla, pues en vano se tenderá la trampa contra quien ha ejercitado su discernimiento en la Sagrada Escritura v17. En contraste el inicuo tiende la red para sí mismo y mientras corre tras sus codiciados tesoros, cae en ella para morir v 18-19. Como está escrito:

“Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En asolamientos los harás caer. !!Cómo han sido asolados de repente!  Perecieron, se consumieron de terrores.” Salmo 73:18-19.

¿Caminemos pues a su lado para morir con ellos?, como ya hemos visto si aun las aves de los cielos han sido diseñadas por Dios para guardarse del peligro, mucho más nosotros quienes hemos gustado de la gracia de Dios por Jesucristo, nos apartaremos de las veredas del impío y del camino del injusto. Es interesante notar la esencia del discipulado directo de Dios para con los miembros de su iglesia en Proverbios 1:11-19, pues en la medida que somos conformados a la imagen de Cristo, los rasgos distintivos del linaje real se hacen cada vez más evidentes y contundentes, para el caso particular de este estudio, hemos de quedar maravillados al entender que el Rey del Universo, nos está enseñando de una forma clara y sencilla a mirar cómo Él lo hace (1 Samuel 16:7).

“Me mostrarás la senda de la vida ; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.” Salmo 16:11

Facebook Comments
Síguenos en!

Pedro de Jesus Gaona Cruz

Soy cristiano por la gracia del Señor Jesucristo, residente en Barranquilla – Colombia, casado y con dos hermosas hijas. Si el contenido ha sido de edificación para usted, permita que llegue a más personas. Por favor, no olvide comentar, compartir y/o reenviarlo a más gente con el fin de propagar el mensaje.

Su servidor
Síguenos en!

Category: Serie Proverbios